fb fb fb yt yt
Centro Médico Real,
Av. Rómulo Betancourt No.515

Tel. 809-530-0454

Enfermedades Comunes

Enfermedades de la Próstata

pic

Cáncer de Próstata

El cáncer de protasta es una enfermedad en la que las células anormales de la glandula se multiplican sin control.

pic

Hiperplasia Prostática

La hiperplasia benigna de la próstata es una formación no cancerosa (benigna) de esta glándula. La hiperplasia benigna de la próstata es frecuente en los mayores de 50 años. La causa es desconocida, pero puede tener que ver con los cambios en los valores hormonales que se producen con el envejecimiento. La próstata es una glándula que rodea la uretra y, si crece, puede estrecharla gradualmente.

Con el paso del tiempo, el flujo de orina puede resultar obstruido. Como resultado, los músculos de la vejiga se vuelven más gruesos y fuertes para poder empujar la orina hacia fuera. No obstante, cuando un sujeto con hiperplasia benigna de próstata orina, la vejiga puede no vaciarse por completo. En consecuencia, la orina se estanca exponiendo a la persona a infecciones y a la formación de cálculos. Una obstrucción prolongada puede dañar los riñones. En un varón con hiperplasia benigna de próstata, los fármacos que afectan negativamente al flujo de orina, como los antihistamínicos, pueden provocar una obstrucción.

Infección de la Próstata

Es una de las pocas afecciones prostáticas que pueden manifestarse en el hombre antes de alcanzar la madurez. Es una inflamación o infección de la próstata, también conocida como prostatitis.

Por lo general, la prostatitis no genera preocupaciones médicas permanentes; pero, si no se la trata, puede producir infecciones más graves. Normalmente, la prostatitis crónica solo se manifiesta en presencia de una obstrucción de la uretra.

A veces, la prostatitis puede llevar a una disminución en la capacidad de tener hijos.

Los síntomas incluyen dolor o ardor al orinar, dificultad para orinar, eyaculación dolorosa, sangre en la orina y dolor detrás de los testículos o en la zona lumbar. Las bacterias son una posible causa de la prostatitis, aunque, a veces, no se puede determinar causa alguna. El tratamiento incluye medicamentos antibióticos o antiinflamatorios y, por lo general, da buenos resultados.